Facebook Twitter rss Google+ Google+

KDE no image

Publicado el octubre 28th, 2013 | por Baltasar Ortega

6

Instalando Kubuntu 13.10, mis primeras impresiones

Instalando Kubuntu 13.10
Kubuntu 13.10 fue lanzado el 17 de octubre de 2013 y yo me lo instalé simplemente haciendo una actualización de mi sistema, lo cual me llevó a arrastrar algunos de los problemas que tenía desde hace algún tiempo en mi portátil. Solución; instalación limpia y artículo para explicar la experiencia.

 

Instalando Kubuntu 13.10

Evidentemente lo primero que hice fue bajarme la imagen iso mejor se adaptaba a mi maravilloso portátil de 13 pulgadas, un ASUS-U30Sd con una Nvidia GeoForce Gt520 de 1Gb y un disco duro sólido de 128 Gigas).

Es decir, me dirigí a la página de descargas de Kubuntu y me bajé el 64-bit PC (AMD64) desktop image, la imagen especialmente diseñada para equipos de 60 bits.

La descarga fue muy rápida, en apenas 10 minutos (que podrían ser menos ya que me puse a hacer otra cosa) ya tenía la imagen el mi ordenador.

A continuación, introduje un DVD virgen y lo quemé con K3b, la aplicación para crear CD’s y DVDs de KDE.

Ya estaba listo, reinicié el portátil con el DVD en su interior y empezó la instalación, la cual fue muy parecida a esta de Marcelo Salvador, cambiando idioma ,zonas horarias y alguna que otra cosa más.

 

Kubuntu 13.10, primeras impresiones

Lo cierto es que en Kubuntu 13.10 todo funciona como la seda, tras instalar el sistema base me dediqué a ajustar algunos detalles como:

  • Los drivers de la tarjeta Nvidia con Bumblebee
  • Los discos duros virtuales Dropbox (que utilizo mucho pero del que me quiero despegar) y Owncloud (ahora que tengo servidor que me permite utilizarlo es mi futuro disco duro virtual)
  • Abrir el Amarok e intentar reproducir un mp3. Al no poder, pues le faltaban algunos drivers, él mismo los busca y se los instala sin problemas.
  • Configurar Kontact para gestionar mi nuevo servidor de correo (estoy empezando mi migración a servicios propios), mi calendario y mis contactos.
  • Activar algunos efectos gráficos de KWin para hacer más agradable el tiempo que paso delante de la pantalla.

Y, básicamente, eso es todo lo que he hecho. En apenas una hora tenía el sistema listo y preparado para seguir con mi rutina habitual, lo cual indica el alto nivel que en la actualidad nos ofrece el equipo de Kubuntu.

Mi más sinceras felicitaciones.


Sobre el autor

Fundador y editor de KDE Blog. Profesor de ciencias en Secundaria, enamorado de su familia y del Software Libre.



6 Comentarios a Instalando Kubuntu 13.10, mis primeras impresiones

  1. victorhck dice:

    owncloud es algo que quiero probar…

  2. Roberto dice:

    Estaria bien que hicieses alguna entrada sobre owncloud,

    Yo estoy utilizandolo en opensuse, de momento con una cuenta gratuita de 1 giga para ir aprendiendo, pues tengo pensado hacerme con un servidor propio, pero la verdad encuentro poca informacion sobre owncloud y sobre todo para integrarlo bien con android pues mi intencion ya que me voy a hacer con un servidor propio es ir dejando los servicios de google poco a poco.

  3. metalus dice:

    Doy fe de lo sencillo que es instalar kubuntu desde cero.
    Tengo un amd de 6 nucleos, 8 gb de Ram y una ati 6800 y me va como un tiro.

  4. Tabris dice:

    Si usás SSD te falta trabajo. Activar trim, pasar a noatime o relatime, cambiar el scheduller, desactivar la hibernacion y la swap (en caso que haya).

    • baltolkien dice:

      Hola:
      Gracias por comentar. Solo un pequeño detalle… no se hacer nada de esas cosas que comentas y que seguro que mejoran el rendimiento de mi portátil… ¿Dónde encuentro la información que falta?
      Saludos y gracias de nuevo.

Back to Top ↑