Cómo malgastar el dinero público (I)

TuxkdeMe gustaría iniciar una serie de entradas dedicadas a denunciar el siguiente hecho: cómo la administración pública tira el dinero del contribuyente en Software Privado existiendo una alternativa viable Libre y prácticamente gratuita.
Aunque ya se ha hablado aquí del tema, esta entrada de Diario Linux me ha vuelto a indignar, según este artículo el gobierno vasco se ha gastado este año unos 801.000€ en licencias para los productos de Microsoft.
Estos datos se refieren a la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) y a la renovación de las licencias para utilizar Microsoft Office que realizó el mismo gobierno vasco.
Estas cantidades ser?a l apunta del iceberg, que no se sabe nada de otros departamentos (aparte del de Educación) como  Industria, Comercio, Turismo, Hacienda y Administración Pública, Interior, Justicia, Empleo y Seguridad Social, Vivienda y Asuntos Sociales, Sanidad, Cultura, Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Transportes y Obras Públicas, Agricultura, Pesca y Alimentación.
Esto es un gasto inútil, que ademas educa a los usuarios en el mundo del Software Privado. Con ese dinero se puede tener contratados. como mínimo cobrando unos 1800€, a 30 informáticos que enseñen Software Libre, haced cuentas (contando por bajo).

Lamentablemente, no es un hecho aislado, ya que estoy seguro que otras comunidades y entidades hacen la misma política.

Sin ir más lejos, la UNED tiene un acuerdo con Microsoft con el que todos los ordenadores de la UNED pueden disponer de sus sistemas operativos ya que ésta ya ha comprado las licencias pertinentes. No se cuenato dinero le habrá costado este pequeño gesto de Microsoft (si lo averiguo os lo pongo) pero estoy seguro de otro «detalle» sin importancia, algunos centros de la UNED no conocerán esta política y volverán a pagar a Microsoft por las licencias de dichos sistemas operativos al comprar nuevos equipos (en los portátiles es obligatorio, ¿no?)

En fin, dinero malgastado….

Me encantaría reunir muchas más información de este tema, así que cualquier aportación será bienvenida.

7 comentarios en “Cómo malgastar el dinero público (I)”

  1. Recentment la Generalitat de Catalunya ha signat un acord amb Microsoft per tal de fomentar el «català a la xarxa».

    Quan, en realitat, qui més fem pel català a la xarxa som aquells que promovem el programari lliure permetent als usuaris tindre un sistema operatiu i totes les seues aplicacions en català.

    En fi…

  2. Querido amigo Balta, los políticos por regla general no hacen nada por el bien de su pueblo, sino por el bien de sus bolsillos; esas cosas las hacen no por ignorancia hacia el S.l. sino por los royalties y las comisiones que se ganan por parte de Microsoft. Sí, son estafas hacia el pueblo y aquí uno que desea que ese pueblo se levante contra esos políticos basura.

  3. Lamentablemente, y por desgracia, eso que dices es cierto.
    Así que solo nos queda denunciarlo e intentar que los «votantes» abran los ojos respecto a los que nos gobiernan, que seamos más críticos y exigentes de lo que somos.
    Puede ser que desde la red tengamos algo de fuerza, como mínimo ahora cientos de personas nos pueden escuchar, ¿no?

  4. Este tipo de decisiones por parte de los políticos, podría entrar en el terreno de la prevaricación, evidentemente si se demuestra, que es un delito.

    No entiendo como no se hace un análisis por parte de expertos con una planificación a medio plazo y no se adopta la decisión más rentable (GNU/Linux).

    En el caso que esta última premisa no fuese cierta, se podría aprovechar ahora que estamos en crisis, para mediante el gasto público generar empleo. Veamos, que el cambio a GNU/Linux fuese muy costoso en adaptación y formación de los usuarios (principalmente funcionarios), pues nada contratamos a personal que haga esas adaptaciones y forme a los trabajadores. Con lo que se ahorra en licencias de software se paga a estos trabajadores y seguro que sobra dinero. Estaríamos destinando dinero público para que se invierta en el país y no que el dinero emigre al extranjero. Con lo cuál ese dinero «revertiría» en la sociedad y parte de ese mismo dinero volvería a las arcas del estado en forma de impuestos. De esta manera ni se empobrece el país ni la sociedad.

    En el proceso de «evangelización» pongo el ejemplo de la utilización en la enseñanza de un programa muy famoso de CAD. Su coste es elevado a pesar que existen licencias educativas. La enseñanza (pública o privada) está atrapada porque este programa es el que demanda el mercado. Yo no lo utilizo, uso QCad. Mis alumnos no van a ser expertos en CAD, sino de todo un poco (textos, cálculos, dibujo técnico). Los centros educativos del país pagan al año mucho dinero en licencias de CAD. Con sólo juntarse y destinar el dinero a mejorar QCad o potenciar otra alternativa, en unos años tendríamos un CAD de un nivel muy digno, que se acabaría imponiendo en el mercado, y que en gran medida se adoptaría en las empresas. Y sin embargo todos los años se paga por el «alquiler» del software.

    Saludos y perdón por este tocho.

  5. Precisamente el argumento AutoCad/QCad fue uno de los puntos de discusión (muy leve) en la instalación de KUbuntu en mi colegio.
    Vamos a enseñar QCad, pero la profesora de Tecnologia no está del todo convencida porque sabe lo que les espera en el mundo laboral.
    Un saludo y no era un tocho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.