Entrevista: Jesús Torres

Hoy os presento una entrevista que no he realizado yo pero que me enorgullece que aparezca en el blog.

Hola Jesús Torres. Mi nombre es Michael Dixon. Soy un voluntario del equipo de KDE
que se ocupa de compartir información acerca de la comunidad global. Usted está haciendo
cosas interesantes con KDE de la Universidad de La Laguna, en España. Antes de hablar
de eso, nuestros lectores necesitan conocerlo un poco mejor.

¿Quién es y a qué se dedica? ¿Cómo llego al Software Libre?
Hola Michael Dixon. Bueno, soy profesor asistente en la Universidad de La Laguna. Doy clases en algunos cursos de informática, fundamentalmente en torno a temas de sistemas operativos. También soy el Presidente de la Oficina de Software Libre en la misma universidad.

Empecé a acercarme a software libre sobre el 1997, pocos años antes de completar mi licenciatura. Había probado algunos distribución de GNU/Linux antes, pero sólo como un entretenimiento. Pensaba que era demasiado difícil de utilizar para convertirse en una alternativa real a los sistemas operativos propietarios. En torno a 1997 estaba desarrollando un software para llenar y enviar faxes para la empresa familiar. Algún tiempo atrás, había comprado lo que creía era un buen IDE y conjunto de librerias, pero cuando comencé mi proyecto, descubrí que no era suficiente. Necesitaba más información de la que podía obtener con dinero o buscar en Internet con la esperanza de que alguien hubiera documentado lo que me hacía falta.
A causa de eso perdí muchas intentando hacer ingeniería inversa de las bibliotecas de las que no tenía documentación. Hacia el final del proyecto me surgió la necesidad de manipular los faxes en formato TIFF. Gracias a mi uso anterior de GNU/Linux, recordé la biblioteca libtiff y encuentré una versión para Windows. Disfruté desarrollando con ella en comparación con lo que había sufrido con el IDE y librerías que había estado usando hasta entonces.
Había documentación y ejemplos. Y si la documentación no parecía correcta, no la entendía o no había ejemplos suficientemente buenos podia darle un vistazo al código fuente de libtiff o al código fuente de otros programas que usaran libtiff. Después de acabar el proyecto llegué a la conclusión de que aprender sobre software libre era un buen camino para aprender sobre computación. Por lo tanto moví todos mis archivos a una instalación de GNU/Linux porque estaba convencido de que la única manera de aprender era obligarme a usarlo todos los días. Más tarde, me convirtí en un miembro de un LUG local. Y ese es la historia de como llegué al mundo del Software Libre.

Háblenos de su trabajo en la Oficina de Software Libre de la Universidad de La Laguna

El objetivo de la Oficina de Software Libre (OSL) es la promoción del software libre y de código abierto, principalmente dentro de la universidad pero también fuera. Para cumplir con ello, organizamos unos cursos sobre las tecnologías libres cada año y tambíen aseguramos que los equipos que la la universidad ofrece a los estudiantes tienen tanto software libre como sea posible.

Además, participamos en eventos de software libre (como por ejemplo GCDS’09), o en eventos tecnológicos que ayudamos a promover, también hacemos algunos desarrollos internos para la universidad y ayudamos en la toma de decisiones sobre las nuevas tecnologías a usar con el fin de alentar a la Universitat a usar las opciones libres.
En la Oficina de Software Libre de la Universidad de La Laguna trabajan ocho estudiantes universitarios que hacen todo el trabajo y mi función es la de organizarlos. También soy algo así como un intermediario entre la comunidad Open Source de la universidad y los gestores de la universidad en si.

La Universidad de La Laguna ha creado Bardinux. ¿Puede explicarnos su historia?

Bueno, los orígenes de Bardinux se remontan a mediados de 2003 cuando un grupo de estudiantes de Ingeníeria Informática personalizaron un Live CD de Knoppix. Esto pasó porque la Facultad de Ingeníeria Informática quería una distribución para facilitar el uso de GNU/Linux para los estudiantes de primer año. Estos estudiantes aprendían a usar
GNU / Linux en nuestro centro de cálculo pero luego en sus casa usaban algunas versiones de los mismos programas para Windows, ya que no tenían GNU/Linux instalado. Esto causaba algunos problemas, así que la Universidad quiso darles a los estudiantes un Live CD con todo el software que necesaban. El nombre que se le dió al Live CD fue Guachinche (que es el nombre a la taberna típica de Tenerife). Incluía cambios en los gráficos y en los paquetes que los profesores indicaban que eran necesarios para los estudiantes de primer año.

En ese momento no había Oficina de Software Libre, sino una comunidad de software libre que apoyaba el proyecto. A principios de 2005 la Universidad de La Laguna estableció la Oficina de Software Libre, a petición de dicha comunidad. Uno de los primeros proyectos fue la ampliación de Guachinche a todo la universidad. Bardinux 1.0 fue lanzado un año después. Estaba basado en Kubuntu e incluia el software libre necesario para todos los estudiantes de la universidad, no sólo a los estudiantes de informática.

Su nombre es el contracción de Linux y Bardino, una raza de perros originarios de la isla de Fuerteventura.

¿Por qué decidieron usar Ubuntu y un escritorio basado en KDE?

Cuando se diseñó Bardinux había razones técnicas buenas para elegir KDE como entorno de escritorio. En nuestra opinión, KDE es más completo y configurable que otras opciones. Creemos que esto nos permite preparar el entorno para estudiantes con diferentes habilidades tecnológicas. Por otra parte, Bardinux no es sólo para los estudiantes puedan tener GNU/Linux en casa. También está preparado para facilitar el despliegue de GNU/Linux en computadoras y centros de cálculo de la universidad.

En ese sentido, la madurez del modo kiosk fue otra razón para elegir KDE, porque queríamos evitar que los usuarios tuvieran pleno control sobre la configuración de escritorio. Supongo que usuarios avanzados de otros entornos podrían haber hecho lo mismo con sus escritorios favoritos, pero todo el equipo era usuario de KDE, así que era más cómodo hacer las cosas con KDE.

La elección de Ubuntu se basa en varias razones, pero ninguna decisiva por sí misma. Preferimos trabajar con una distribución basada en Debian porque todos en el equipo Bardinux eran usuarios de Debian y, algunos de ellos, administradores de sistemas Debian. Por otra parte, Debian ha sido generalizada en nuestro entorno desde hacía muchos años.

No sólo en la Oficina de Software Libre, sino también entre los usuarios de GNU/Linux en la universidad y entre los miembros del LUG local. Así que nos sentiamos mucho más cómodos trabajando con distribuciones basadas en Debian. Ubuntu era una de ellas centrada en el usuario final. Knoppix era otra, pero sabíamos por experiencia lo difícil que era para personalizarla.

Por otra parte, la primera versión de Kubuntu había sido publicada recientemente por lo que creíamos que la integración de KDE en la distribución sólo podía mejorar con el tiempo. Para nosotros que KDE fuera un ciudadano de primera clase en la distribución y no un simple add-on fue importante. Por último, pensamos que era muy interesante la
la regularidad y la frecuencia de las nuevas versiones. La regularidad nos ayuda a programar las nuevas versiones de Bardinux con antelación mietnras que la frecuencia es importante porque muchos profesores quieen utilizar las últimas versiones programas y, lamentablemente, no tenemos recursos para mantener backports de ellos.

¿Cuál ha sido la experiencia de los usuarios? ¿Cómo han respondido a
Bardinux y KDE? ¿Qué le gusta a gente? ¿Qué falta o no funciona tan bien?

Antes de responder a la pregunta que me gustaría darte algunos datos para que se puedan entender el contexto. Tenemos alrededor de 1.400 ordenadores para los estudiantes en el la universidad, pero no sabemos cuántas personas usan Bardinux en casa. Muchos de estos equipos tienen arranque dual, pero más de 300 de ellos sólo tienen Bardinux. Con respecto a los usuarios, tenemos usuarios de todos los niveles en términos de habilidades tecnologicas. La mayoría de quejas presentadas son por cosas como problemas de conectividad, pérdida de de datos o problemas de impresión, pero prácticamente no hay quejas de errores o la falta de características en Bardinux. Además, creo que no tenemos muchas quejas acerca de la usabilidad porque no hay una persona en cada una de las salas de ordenadores para ayudar a los usuarios. Sólo hemos tenido algunas quejas con ordenadores portátiles que proporcionan las bibliotecas universitarias. Estos portátiles sólo tienen Bardinux por lo que algunos usuarios se quejan al descubrir que no hay arranque dual. En cualquier caso, los usuarios acaban utilizando el ordenador portátil sin ningún problema.

En la Oficina de Software Libre creemos que en la actualidad los principales problemas de Bardinux son la edad de la última versión y la falta de un instalador de aplicaciones más usable. La última versión de Bardinux está basada en Kubuntu 8.04, así que tenemos problemas con el nuevo hardware y la instalación de aplicaciones recientes. En cuanto a la instalador de aplicaciones, uno de los mayores problemas para los usuarios que llegan a un nuevo sistema operativo es encontrar las aplicaciones que les permita hacer lo que hacían anteriormente. Así que creo que necesitamos un instalador que incluya una lista de software libre de calidad. En la Oficina de Software Libre tenemos una catálogo de aplicaciones de software libre multiplataforma (http://selibre.osl.ull.es) y nos gustaría tener un instalador de aplicaciones que incluya algo similar.

Bardinux actualmente usa KDE 3. ¿Hay planes para la migración a la versión 4 del escritorio KDE? ¿Habrá otra versiones de Bardinux?

Sí, hay. Estamos trabajando en una nueva versión basada en Kubuntu 10.4 que se dará a conocer a principios de septiembre y, por supuesto, vendrá con KDE 4.

Bardinux no es un proyecto de una versión. Hemos publicado cuatro versiones de Bardinux desde 2006 y queremos mantenerla vivo durante mucho tiempo ya que es un elemento clave de nuestra estrategia. Por ejemplo, tenemos la intención de liberar versiones con más cosas para ofrecer soporte de configuración muy simple para el acceso a los servicios de la universidad (por ejemplo, VPN, autenticación de DNIe, etc.) Por desgracia, nos hemos retrasado alrededor de un año.

El cambio a KDE 4 ha tenido algo que ver pero la razón principal es que el personal de la Oficina de Software Libre es muy inestable ya que los estudiantes tienen que dejar la Oficina cuando se gradan. En cualquier caso, finalmente tendremos una nueva versión de Bardinux en septiembre.

Bardinux ha encontrado su camino en Facebook y Bolivia. ¿Tiene información acerca de cómo se ha extendido Bardinux? ¿Sabe si otras universidades o instituciones lo utilizan?
No, no tenemos información acerca de cómo se ha extendido Bardinux.
Algunas universidades e instituciones nos han dicho que les gusta Bardinux pero no para su uso, ya que prefieren
construir su propia distribución personalizada. Esa es la belleza del software libre, con un poco de esfuerzo cualquiera puede hacer su Bardinux con sus propios logotipos, gráficos y contenido.

Por lo tanto, no estamos tan interesados en saber cuenta gente usa Bardinux como en trabajar juntos para que el esfuerzo para construirlo se lo más pequeño posible. Por ejemplo, cuando se publicaron las primeras versiones de la Bardinux el proceso de construcción de la distribución era muy complejo. Por lo tanto, trabajamos con otras universidades españolas en un proyecto para desarrollar una herramienta para hacer el proceso más fácil. Fue el proyecto Unidistro. Ahora que tenemos las herramientas adecuadas, estamos más interesados en colaborar en el desarrollo de metapaquetes que agrupen el software por temas.

Por ejemplo, hay programas que pueden interesar a estudiantes de química por lo tanto hemos creado el metapaquete bardinux-química para instalar todo este software fácilmente. Actualmente tenemos varios metapaquetes como bardinux-química, pero para otros temas como las matemáticas, física, geografía, ciencias, educación, etc. que profesores de nuestra universidad nos ayuden en la creación y actualización de estos metapaquetes es poco común. Además rara vez podemos responder a preguntas de profesores sobre si un programa hace hace ciertas cosas o no. Creo que en otras universidades debe ocurrir algo parecido, así que estamos buscando formas de colaboración entre las universidades para aliviar estas tareas.

La comunidad de KDE es muy grande y vibrante, ¿ayudaría a Bardinux tener una afiliación con KDE, como un logotipo? Ahora tenemos una serie de etiquetas que podrían usar (http://dot.kde.org/2010/06/21/introducing-your-kde-software-labels)

Sí, creo que podría ayudar a Bardinux. KDE es un proyecto muy importante que tiene una gran comunidad con lo que afiliarnos sería muy interesante. También creo que sería muy interesante para los estudiantes de la Oficina de Software Libre tener más contacto con la comunidad de KDE. En cualquier caso, no teníamos conocimiento sobre las etiquetas pero probablemente incluyamos alguna en la versión de Bardinux que saldrá pronto.

¿Algo más que quiera decir?
Sólo quiero darle las gracias por esta entrevista porque nos ha dado la oportunidad de decirle a la comunidad de KDE lo que estamos haciendo. Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.